4 Causales

  1. Complicaciones obstétricas potencialmente graves o graves que pueden provocar un daño en la salud o la vida de la mujer;
  2. Enfermedades sistémicas que se inician o son preexistentes y que se agravan con el embarazo;
  3. Productos (embrión o feto), que presentan anomalías congénitas incompatibles con la vida; y,
  4. Embarazos que sean resultado de la violencia sexual.